De gracias y desgraciadas

-¡Podés creer, Teresa, que la Patrona no me agradeció! Hice que El Entrerriano le arreglara el lavarropas sin cobrarle un peso. Y eso que le llevó un montón de tiempo limpiar la bomba de desagote, que estaba atorada con millones de pedacitos de lana. Eran de los  pompones que lavé y se deshicieron. Hace un buen tiempo que La doña colgó esas porquerías por toda la casa, y, claro,  ya estaban hechas una mugre. Vos sabés que a mi los adornos no me gustan porque solo sirven para juntar tierra. La Patrona me dijo que los dejara así, pero yo no aguantaba más tener que verlos todos sucios, y los metí al lavarropas.
¿Vos podés creer que no me agradeció?-

Anuncios

13 pensamientos en “De gracias y desgraciadas

  1. Hoy tuve en mente una cancion todo el dia y cuando me llego el mail de “Nueva entrada” supe que era para vos!! “…Te extraño, porque vive en mi tu recuerdo…” Bueno, solo la parte de que te extraño, jajaja!!
    Besos Mirti!!

  2. Las patronas no agradecen nunca, porque para ellas es rebajarse al nivel de una partícula de polvo. Seguí lavando los pompones en el lavarropas hasta que te diga “gracias”, aunque dudo que el señor lo arregle gratis más de una vez.

    Mi más sentido pésame 🙂

contame tu chisme

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s