Hecha bolsa.

Porque todavía no estoy yendo a trabajar podría dormir hasta tarde. Podría…pero NO PUEDO. Como a la tiabuela se le acabó el dorminol (de tanto convidarnos a mi hermana y a mi),  se me reactivó mi reloj biológico y me despertó a las 6 de la mañana.

Me levanté y encontré a la Tiabuela en el comedor,  manejando con destreza su aguja de crochet.  Sin dorminol se pasó casi toda la noche en vela, tejiendo.

Se veía muy lindo lo que estaba haciendo

Yo – ¿Tejés una carpetita?– (¿Otra más?)

La Tiabuela – Es un bolso. Lo voy sortear entre tu hermana y vos.-

Yo- Ahhh, entonces es mío. Porque yo soy la afortunada en el juego y ella, la afortunada en el amor.

La Tiabuela-  El Entrerriano llegó más temprano que de costumbre y  está en la cocina preparando el mate.-

¿Mi novio me  habría escuchado insinuar que no tengo suerte en el amor? Salí corriendo hacia la cocina. La pava estaba al fueg0 pero  no había nadie. Desde el comedor oí las carcajadas de la Tiabuela.

Follow Friday  http://tecontaretodo.wordpress.com

Prime time

Cuando recibí el mensaje de El Entrerriano diciendo que “teníamos que hablar”, me imaginé que seguía enojado porque yo trabajé este sábado  y no pude acompañarlo a Entre Ríos. Y me propuse sentarme tranquila a ver como pataleaba. ¡A pelarse!* La plata extra me viene muy bien, sobre todo ahora que me clavaron varias clientas con la venta de cosméticos del catálogo de  Naturalis.

No estaba en mis planes que se me hierva la sangre guaraní que traigo en las venas.  El Entrerriano me salió con esta: “Hace mucho que estamos arreglados*, Mirta…¿no tomás la pastilla vó? Porque yo no quiero usar más forro”.

Andabañate añamenbué!-Le grité – ¡En eso estoy empacada! El profiláctico está fuera de discusión:  lo seguís usando porque con la salud no se embroma. Vó estás unos días  acá y otros te vas pa tu  provincia y viste lo que se dice:  que varón que se reparte entre dos lugares, se reparte entre dos mujeres.  Yo NI  quiero pensar si te tengo confianza o no. Mejor dejamos las cosas como están.-

¡Que decís, Mirta! ¡Si te paseé por todo el pueblo! ¿Como voy a tener otra allá?

No sé; pero de la muerte y de los cuernos, nadie se salva.

-Bueno Mirta, entonces me voy– comenzó a decir él, pero yo lo interrumpí

¡ENTONCES NO VUELVAS NUNCA MÁS!

Mirta,  calmate. Voy a la farmacia, a comprar forros. –

¿No es un dulce?

*Glosario:

A pelarse: a joderse, a embromarse

Arreglados: de novios.

Andabañate: dejate de molestar/de joder

Añamenbué: hijo del diablo

Bonus Track:  Pequeño diccionario de Mirta

No sos vos, soy yo: no te aguanto más loca de mierda

No sé que me pasa: no te aguanto más loca de mierda

Estoy  atravesando un momento complicado: no te aguanto más loca de mierda

Soy puto: no te aguanto más loca de mierda

Mi familia no te quiere: mi familia no te aguanta y yo tampoco, loca de mierda.

Que Fantástica esta Fiesta.

La noticia de que una amiga de la Patrona dará una fiesta en su casa del country nos puso contentos a todos.

A : me contrataron para ayudar con la cocina y la limpieza.

A la Patrona: ella me consiguió la changuita, de vez en cuando le gusta hacerme algún favor.

A la Teresa:  también ella va a trabajar, ya está pensando que se va a comprar con lo que le paguen.

A mi Hermana: le voy a contar detalles de la fiesta, así saca ideas para su casamiento.

A mi Tía Abuela: si puedo, le voy a traer un centro de mesa, le encantan esas cosas

A El Entrerriano

Bueno, la fiesta nos puso de buen humor a todos  menos a El Entrerriano. Anda chinchudo porque no puedo viajar con él a Entre Ríos este fin de semana. ¡Que tipo! Es tan amargo como los mates que toma.

¡Buen Fin de Semana para Todos!

Sex and the Mirtha

Cada vez que comencé  a salir con un tipo me pregunté en que cita es adecuado tener el primer encuentro sexual.  A medida que fui cumpliendo años, la espera se ha ido acortando (¿me estaré volviendo más fácil o más desesperada?); hasta que con El Entrerriano la cosa su puso bien hot en la primea cita.  Yo dudo que me lo hubiese permitido de no ser por la manito que me dio mi tía abuela

Lo conocí en el camping  Ñandubaysal. Yo había ido con unas amigas de toda la vida y el estaba con su grupo en una carpa vecina. Pegamos mucha onda. Pero con ese clima, no daba para algo más. Cuando me estaba yendo, me pidió el teléfono. No tardó en llamar y  en venir a buscarme a Buenos Aires.

Él trabaja haciendo logística y transporte para una empresa de Entre Ríos, así que reparte sus días entre esa Provincia y  Buenos Aires.

Cuando salimos solos por primera vez y en Buenos Aires,

El Entrerriano me llevó a comer y a bailar. Y después me acompaño a casa. Hubo beso apasionado en la vereda y parecía haber un acuerdo tácito de que ese sería el broche de la velada. Puse mis llaves en la cerradura pero no puede abrir.

Yo vivo con mi tía abuela y mi hermana. La nena se había ido a dormir a la casa de una compañera para preparar juntas un final de la facultad. Se ve que en algún momento mi abuela se olvidó que yo no estaba o que tenía iba volver, porque le puso la traba a la puerta. Toqué timbre, la llamé por teléfono y nada. Entre que está medio sorda y toma dorminol, a la vieja no la despierta ni “la doce”* cantándole al oído. Así que prácticamente no tuve otra opción que ir a un telo.

¿Hace falta explicar lo encariñado que está el Entrerriano con mi tía abuela?

Papelón

Como ya te había contado, Teresa,  el finde largo fui a lo de El Entrerriano. ¿Te acordás que lo conocí en el Ñandubaysal? Según él no hay lugar más bonito en la faz de la Tierra. Exagera, pero no tanto.

Bueno, que me fui con él para Entre Ríos, a la casa que tiene en Porahiguaychú y le llevé un móvil con animalitos de palpel plegado que hizo la patrona . Está aprendiendo a hacer  una técnica japonesa. ¿Cómo era que se llamaba? Harakiri…Origami… Origami, eso.  Resulta que la doña tiene talento. Le salen  preciosos, podría hacer para vender.

Ni bien le di el móvil,  El Entrerriano puso una cara  como de indignación mal disimulada.

¿Sabés con la que me salió? Me dijo que sacrificar a la naturaleza para hacer papel que luego va a terminar en un adornito es una infamia. Y después me dio una calcomanía de ” Fuera Papelera”.

-Tomá- me dijo- Pa´que no se te olvide.

El comentario de Teresa, la moderadora del blog:

Teresa  Notein El muchacho exagera, pero defiende una causa importante: preservar al Río Uruguay. Realmente el Ñandubaysal es un paraíso.

El Entrerriano

Aproveché el finde largo para ir a Porahiaychú, el  pago de mi novio El Entrerriano.  Además de muchos mimos,  tuve un curso intensivo de cebada de mate.

Cansado de que le cebe mates que pelan o fríos, El Entrerriano me develó el truco para lograr la temperatura justa sin recurrir a aberraciones  (él es fundamentalista de lo tradicional)  como termómetros o pavas eléctricas.

Tengo que largar la compu. Mañana te cuento, Teresa