Del jamón al jabón hay una sola letra de distancia.

Una noche, antes de dormir la veo a la tiabuela enfilar para la cocina.

YO: “¿Te quedaste con hambre, tia” (“Dios mío, esta come como lima nueva”, pensé).

Tíabuela: “Nooo, me voy a hacer la limpieza de cutis, uso aceite como desmaquillante y leche como tónico”.

El Entrerriano: “¿Y en el baño que hace, doña? ¿Se morfa una sánguche de jabón?” (En realidad, El Entrerriano no estaba; pero seguramente hubiera dicho eso).

Planeate la wedding

Mi hermanita me convenció de que si una wedding planner le organizaba el casamiento, los preparativos no le iban a sacar tiempo para el estudio. Entonces, yo le regalé los honorarios de la wedding planner. ¡Mi obsequio sirve para que la piba me estudie!

Bueno, en realidad, mi intención fue pagarle todo, pero  apenas habré llegado a pagar la mano izquierda de la mina esa (asumiendo que es diestra). Y para eso casi tuve que vender un ojo.

Imagínense mi reacción cuando mi hermana me dijo:

“La Wedding Planner quiere que vos te ocupes de …”

Obvio que no le permití terminar la frase (fiel a mi estilo). La paré en seco y le dejé bien en claro que en su casamiento solo me voy a ocupar  de sentarme y que, de una vez por todas, me atiendan a  mí.  Ya bastante (entre la familia y el trabajo) me la paso atendiendo a todo el mundo.

Sexto sentido.

Descubrí que tengo un sexto sentido: veo gente molesta.

Anoche me agarró insomnio. Me quedé un rato pensado, entre otras cosas,  en mi inminente retorno a mis actividades laborales.

En la oscuridad de mi habitación brillaban los ojitos  del osito peluche de mi hermana.  Me levanté de la cama y  lo dí vuelta para que quedara de espaldas. Ya sin esa mirada falsa e insidiosa se me hizo más fácil dormir. Soñé que en un rincón de mi dormitorio había un médano y desde su cima los ojos de un lobo  me vigilaban asechantes. Después el lobo se avalanzó  sobre mí.

Me desperté justo a tiempo para  esquivar a mi muñeca Cuca que, lanzada por mi hermana,  se dirigía hacia mí como un bólido.

Mi hermana se había levantado a mitad de la noche para tomar agua y vio que yo le había dado vuelta el oso (¡en que detalles se fija!). Entonces se enojó y me atacó  arrojándome a la Cuca.  ¡Que no se meta con la Cuca!, que no es cualquier muñeca: yo dormía con ella cuando era chica y es el único juguete que conservo. Me la regaló mi mamá cuando cumplí 4 años, en cambio a ella al oso junta-tierra se lo regaló el novio  a los 22. No es lo mismo.

Me estoy yendo a trabajar. ¡Buen comienzo de semana para todos!

Mirta

Hecha bolsa.

Porque todavía no estoy yendo a trabajar podría dormir hasta tarde. Podría…pero NO PUEDO. Como a la tiabuela se le acabó el dorminol (de tanto convidarnos a mi hermana y a mi),  se me reactivó mi reloj biológico y me despertó a las 6 de la mañana.

Me levanté y encontré a la Tiabuela en el comedor,  manejando con destreza su aguja de crochet.  Sin dorminol se pasó casi toda la noche en vela, tejiendo.

Se veía muy lindo lo que estaba haciendo

Yo – ¿Tejés una carpetita?– (¿Otra más?)

La Tiabuela – Es un bolso. Lo voy sortear entre tu hermana y vos.-

Yo- Ahhh, entonces es mío. Porque yo soy la afortunada en el juego y ella, la afortunada en el amor.

La Tiabuela-  El Entrerriano llegó más temprano que de costumbre y  está en la cocina preparando el mate.-

¿Mi novio me  habría escuchado insinuar que no tengo suerte en el amor? Salí corriendo hacia la cocina. La pava estaba al fueg0 pero  no había nadie. Desde el comedor oí las carcajadas de la Tiabuela.

Follow Friday  http://tecontaretodo.wordpress.com

Manía Mirta

El novio de mi hermana le regaló un osito, y ahora voy a tener que aguantar a esa cosa junta-tierra en la habitación.

La Tiabuela me dice que me deje de joder, que el osito es tierno y que yo estoy obsesionada con la limpieza. Nada que ver, yo evito ensuciar, como todo el mundo. Lo que pasa es que ella se volvió muy desaprensiva.

Mi lema como ama de casa  es “mejor que limpiar es no ensuciar”.Me enorgullezco de tener costumbres muy prácticas, como cubrir con plástico la tapa del tacho de basura (porque siempre se enchastra); apilar los platos para lavar poniendo anverso con anverso (que vendría a ser la parte del plato donde se pone la comida)  de forma tal que no se ensucie el reverso  (que vendría a ser la parte de atrás del plato)…

Mi única manía es no poder irme a dormir sin antes limpiar los pisos. Aunque regrese de bailar a las 8 de la mañana, los trapeo antes de acostarme. Pero eso algo común, como no poder dormirse sin haberse cepillado los dientes.

No se si es bien dotado pero buena dote dió

La varicela de mi hermana,  además de fiebre, ampollas  y picazón, le trajo un síntoma extra: “hinchapelotez” mal camuflada como sed de beduino. Estuvo pidiendo a cada rato que le alcanzáramos un vaso con agua, y se quejaba de que estaba tibia o demasiado fría.

El sábado por la mañana vino mi futuro cuñado de visita.  Trajo masitas para la Tiabuela, y helado para mi hermana y para mí.

A la Tiabuela le brillaron los ojitos y, señalando a las masitas, le dijo  al muchacho con picardía

Dado el estado en que está tu novia, esto es suficiente como dote. Podés llevártela, con vos va a estar mejor.-

Él se rió y se excusó alegando que acá  (en lo de la Tiabuela) estaba muy bien cuidada, que hasta tenía una enfermera a su disposición.   No sólo no se la llevó, sino que prácticamente se nos instaló en casa durante todo el fin de semana.

Estuve revisando mis títulos...
  ¿tendré talento para los trabalenguas?

Monster pink

Introducción:

Mi Tiabuela  fracasó en su intento de convencer a mi Hermana de que  se contagiarse  mi varicela a propósito  para evitar enfermarse cuando estuviera embarazada. Y aprovechó para alardear de que ella es inmune a todo, por haber trabajado tantos años como enfermera.

Nudo:

Como mi hermana no se me acercaba (abandonó la habitación que compartimos y se fue a dormir al comedor), la Tiabuela pergeñó un plan para ayudar a la naturaleza contagiosa de la enfermedad. Le dio  a mi hermana  vasos y tazas utilizados por mi  y SIN LAVAR.  A modo de contra-estrategia, después de utilizar la vajilla la desinfecté con un alcohol en gel que tenía guardado en el cajón de la mesita de luz.

Desenlace:

Mi hermana se contagió la varicela.  De nada sirvieron su aislamiento y mi desinfección.

Si estando sana, mi hermana  andaba malhumorada;  imagínensela llena de ampollas que pican hasta la deseperación.

Moraleja:

¿Por qué tiene que casarse en abril? En cuanto se cure, que se vaya a vivir con el novio. Que tanto. 

¿Tiene remedio?

El viernes cuando llegué a casa, mi Hermana me recibió con una merienda que parecía banquete de reina. Antes de que yo dijera algo, me dio su libreta universitaria. Inmediatamente la revisé.

Ajá. Química Biológica 8. Fisiopatología, 7. Microbiología, 9. Farmacología, 8. Farmacobotánica, 10. Inmunología, 8.   A ver las fechas…la última la rendiste hace poco.– (No armó toda esta puesta en escena para mostrarme que es una alumna brillante: está embarazada).Tenés unas notas bárbaras! No te preocupes, vos seguí estudiando que yo cuido al bebé.

No estoy embarazada… Pero bueno… hay algo que prefiero que sepas…Cuando empecé a cursar anatomía… estudiábamos con cadáveres. Y como me daban mucha impresión, yo me desmayaba en todas las clases. Ser médica no es lo mío. Así que me cambié de carrera. Estoy en Farmacia.

¡Uy Dios! Me salió medio salame esta chica, la asustan los muertos. ¿Qué le puede hacer un muerto? ¡Nada! Mejor que se cuide de los vivos, hay varios que son de terror.


Líbrate de la libreta

Como hacía  horas que mi hermana estaba encerrada en su cuarto estudiando, decidí  llevarle algo de comer (un café con leche y un tostado). De tan concentrada, no se percató de que entré; me dio mucha ternura.

Pispé por encima de su hombro para ver que era lo que la tenía tan absorta ¡Que lo tiró de las patas! ¡Hija de una gran siete! NO ESTABA ESTUDIANDO NADA, MIRABA VESTIDOS DE NOVIA.

Respiré hondo, logré cierta calma y le dije -¡Huike! ¡Quiero ver esa libreta!-

-Ay Mirti…-me respondió- Te parece mentira que me vaya  a casar. No te preocupes, me vas a ver con la libreta de matrimonio en la mano.

– ¡Esa no! La libreta que yo quiero ver es la libreta universitaria.

– ¿En serio me estás pidiendo que te la muestre?

A la ita!¿Tengo cara de embromar?. Quiero ver si es verdad que estás rindiendo bien tus exámenes.

-Calmate por favor. La dejé en una cátedra para que  asentaran la nota del final . La próxima semana te la muestro y hablamos.

(¿Hablamos? ¿Que es eso de “hablamos”? Olí a gato encerrado.  Pero preferí dejar la cosa ahí y no indagar nada más porque me sentí al borde del soponcio …Y si resulta que mi hermanita, esa por la que me sacrifiqué para que estudiara, piensa abandonar la facultad ¡Como la mina de la novela!… Me muero. Primero la mato y después me muero)

Glosario:

Huike: expresión utilizada en situación de asombro, susto, algo inesperado

¡A la ita!: ¡Que barbaridad

Mirta-landia

Hoy me despertaron los pájaros que habitan el jardín. La mucama me sirvió el desayuno a la cama. Lo trajo en una bandeja de plata cubierta con un individual italiano de seda y encaje,  usó el juego de té que me regaló el embajador de China.  No obstante, no me conformó: le devolví la medialuna porque no estaba tibia, y le pedí que cambiara el jazmín por una rosa, ya que el perfume intenso no me dejaba disfrutar de los aromas de mi desayuno.

Me vestí con mi ropa deportiva de Stella Mc Cartney, le dije a la cocinera que me preparara centolla chilena para el almuerzo,  y partí hacia Pilates. Por supuesto que no viajo en colectivo, sino en mi  alfa romeo con chofer.

Esta noche tengo una comida con Ferrán Adriá en El Bulli. Volaré en mi avión privado.

-Disculpe Mirta, ¿no es usted empleada doméstica?- 

¡PloP!

-Así que venís a reventarme la burbuja ehhh…¡No importa! Hoy tengo millones de burbujas.

Mi Tía Abuela le echó detergente al jabón líquido para lavarropas porque, según ella, en el “todo suelto” (donde  compra los artículos de limpieza) se lo vendieron perreado*.  Puso a funcionar el lavarropas y se fue a hacer los mandados.

Cuando regresó, se encontró con El Desastre. El lavarropas había largado espuma por la gaveta, por la manguera de desagote, ¡por todos lados!. Intentó baldear y fue peor: cuanto más agua tiraba, más se reproducían espuma y burbujas.

Otra que la fiesta inolvidable, solo falta que aparezca Peter Sellers.

*Perreado: adulterado.