fdt

Este blog, a igual que las series yankies, tiene su final de temporada. Ojo ehhh. Digo final de temporada. (No fin del blog).

Ando cansada, ocupada pero bien…Ando haciendo manualidades para no sacrificar el aguinaldo en honor a Papá Noel.

A la Nena le estoy tejiendo una cartera como la que me hizo la Tiabuela. En teoría, como la que me hizo la Tiabuela; porque en la práctica  lo que vale es la intención ¿no?

FELICIDADES A TODOS. MUCHAS GRACIAS POR ESTAR.

Escoba nueva… y no vuela bien.

Fui a comprar una escoba nueva y el vendedor de la casa de artículos de limpieza me dijo

-¡Así que cambiamos el vehículo!-

No lo mandé a “plumas verdes” porque me agarró sin ganas de andar buscando pelea.

Raro  que yo esquive un pleito así, tan servido en bandeja. Es que ando tan cansada que ni ánimo para discutir tengo.  Parece que mis vacaciones de la semana pasada en vez de recargarme las pilas, me dejaron agotada. Por ahora, no estoy para hacer volar escobas. Ya vendrán tiempos mejores.

ME-DA-NO-SE-QUE

Cuando llevo a los hijos de la Patrona a la plaza, cuido de que no se enchastren. No los dejo revolcarse ni tirarse arena. Antes de volver a la casa, les saco las zapatillas y las sacudo.  Ni bien regresamos  los baño,  les cambio la ropa, y pongo las prendas usadas a lavar. Después paso la aspiradora dentro de las zapatillas para que no quede ni el más mísero granito de arena.

La Patrona no hace nada de eso.  Le encanta verlos mugrientos. Según ella, si un chico está enchastrado es porque se divirtió. Mi lema es “mejor que limpiar es no ensuciar”, el de ella es “Felicidad rima con suciedad y tristeza, con limpieza”  Posta, lo dijo (¡Por favor! Yo seré triste pero esta mina en cualquier momento “ve a la Luna rodando por Callao“).

Ayer me llamó la hija de la Patrona. Me contó que la Blacky, la perrita, me extraña y que ella y su hermanito también. Que en la plaza jugó a que era yo (¡que linda!) y que cocinaba. Hizo con arena tortas y milanesas . Las milanesas “eran” el nene todo cubierto de arena (obvio).

¿La nena habrá imitado también mis hábitos de limpieza? ¿O me  voy a encontrar con un médano en algún rincón del living?

La Mirta Rosa

No es nada grave, pero estoy enferma (hoy no fui a trabajar). Tengo Varicela y me pica todo el cuerpo. Mi hermana me trajo una loción de calamina que hizo ella en la farmacia en donde está realizando una pasantía. ¡Que genia! Me calma bastante, pero quedo toda rosa, como la pantera.

Parece que me contagié de un amiguito del hijo de la Patrona que fue a jugar a la casa.  Los chicos de ella ya la tuvieron hace unos años.

Ayer  tuve fiebre, y me aparecieron unas ronchas feas. Yo creía que eran “nervios” (por la impresión que me dio ver a mi campera blanca mamarrachada con crayones), pero la Patrona insistió en llevarme al doctor. Llamó a su mamá para que se quedara con los chicos y me acompaño a la guardia  del hospital del barrio.  La médica que me revisó sospechó que era varicela pero, para estar segura, me hizo ver por el pediatra.

Tengo cuarenta años y todavía soy una pendeja: tengo una enfermedad infantil y me atendió un  pediatra. A que me envidian.

No me hagan caso,  el “dorminol” que me dio mi tía abuela me pegó mal.

Horóscopo

 Capricornio:  alguien de tu entorno hará un enchastre y vos terminarás limpiando.

A mi tía abuela se le cayó un frasco de berenjenas al escabeche.

El nene jugó con masa y quedaron pegotes por todos lados.

A la patrona se le desarmó la agujereadora y volaron cientos de redondelitos de papel .

El patio está lleno de florcitas que caen de una planta del vecino.

Mi hermana me trajo un guardapolvo todo manchado con tinta, para que le sacara las manchas. 

¿Alguien más tiene algo para limpiar?

Parece ser la historia de mi vida, pero jamás encontré a un astrólogo que me hiciera tal predicción

El Diablo viste a la Mirta

Escuché un ruido en el living y fui corriendo a ver que había pasado. Resultó que se vino a bajo el perchero que estaba atornillado en la pared contigua a la puerta de entrada. ¡Claro! ¿Como no iba a pasar eso, si estaba atiborrado de ropa y de bártulos?

Me puse a levantar todo lo que quedó desparramado por el piso.

Estaba yo sosteniendo un tapado y una cartera cuando  súbitamente me  sentí Miranda Priestly, la despótica editora en jefe de la revista Runway  (¿vieron “El Diablo viste a la moda“?).  Arrojé el tapado y la cartera  sobre la mesa ratona,  como hacía Miranda. Pero, a diferencia de lo que le sucedía en la película, ninguna empleada temerosa se encargo de guardarlos prontamente.

Quien sí se acercó fue la perrita Blacky.  Olisqueó todo, hasta que le hice un gesto para que se vaya.

El enigma de las medias

Por fin descubrí a DONDE van a parar las medias que se pierden.

Cuando armaba los pares de medias limpias para guardarlas, siempre  alguna faltaba.  Y por más que diera vuelta la casa,  jamás aparecía.

Probé mil estrategias sin éxito.  Con mucho esfuerzo logré acostumbrar a toda la familia a que, cuando se sacaran las medias, pusieran una dentro de la otra (así por lo menos se perdían las dos juntas).  Contra toda lógica,  seguía encontrándome con medias desapareadas.

Hasta que el secarropas centrífugo (¿les suena el Kohinooor, poderoso el chiquitín) dejó de funcionar.  La Patrona llamó al técnico, quien sacó de adentro del aparato una masa multicolor, amórfa, húmeda y hongueada. Así fue como aparecieron todas las medias perdidas.  Habían caído entre el tambor y la carcasa del secarropas.

Noticias de último momento:  hoy lavé medias (por recomendación del técnico las puse dentro de una funda para que no vuelvan a caer donde no deben), las colgué y ya se secaron; estoy armando los pares…y faltan medias.  Creo que el día que consiga armar todos los pares, se viene el Apocalipsis.

Prison Mirta

Si larga los estudios, la mato. Mi hermanita me anunció que ¡se casa!. Si no termina la carrera, la mato. ¡Mi chiquita, caminando hacia el altar, que emoción! Si no se recibe, la mato. Estoy tan feliz, no puedo esperar a contárselo a todo el mundo. Si no consigue ese bendito título de médica, la mato.

Profesiones cruzadas.

Digamos que yo podría describir mi trabajo como de Ama de Casa Profesional.  A diferencia de la patrona (que no tiene mucha idea sobre el asunto) yo tengo muchísima experiencia. Desde chica  que vengo trabajando en casas de familia, haciendo quehaceres domésticos y cuidando niños.  Además,  yo crié solita a mi hermana, que se me está por recibir de médica.

¿Sabés, Teresa, lo que me dijo la hija de la patrona?

-Mirta, vos sos una moza-guardavidas.  Porque nos atendés como una moza y nos vigilás para que no nos pase nada, como el guardavidas de la pileta del club-

Te juro que me quedé boquiabierta. 

Un rincón que refleja al mundo

Hace mucho tiempo trabajé en lo de un matrimonio Judío- Jasídico .

Tenían un departamento muy prolijo, nada que ver con la casa de la Patrona (no me voy a privar del palo pa´la patrona). Lo habían pintado de un color que viene a ser como un mate cocido pálido.

Limpiando noté que  todas las habitaciones tenían una de sus paredes con una esquina despintada. Parecía estar así a propósito.

Les pregunté y me explicaron que era un recordatorio de que nuestra alegría no puede ser completa porque hay otros que están sufriendo.

Este Post es el rincón despintado de mi blog.